adultos
Hotel Arcipreste de Hita en Navacerrada
adultos
haz tu reserva (+34) 918 560 125
comidas cenas de navidad noche vieja 2016

Qué debe tener un buen hotel

Jueves, 09 de Mayo del 2019

Hotel Arcipreste de Hita

La oferta hotelera es desbordante, y más en tiempos como los actuales, caracterizados precisamente por el boom de este sector merced al turismo, del que ahora mismo España es capital mundial.

Pero, sea en nuestro país o cuando estamos de viaje en el extranjero, sea en la costa o la montaña, en una ciudad grande o en municipio pequeño, los hoteles se hallan regidos por un sistema internacional, universal, de certificación de la calidad (el famoso sistema de estrellas). Tal sistema establece los diversos requisitos de la mayor o menor calidad de un hotel según disponga de ascensor, caja fuerte, bar propio, y por supuesto, teniendo en cuenta aspectos más básicos como la extensión de las habitaciones y del cuarto de baño.

Esta forma de calificación constituye una buena guía para poder saber qué debe tener un buen hotel. Pero no es el único: podemos conseguir alojarnos en hoteles de calidad alta por un precio bastante módico si sabemos buscar, y no por ello han de ser hospedajes que necesariamente cuenten con las máximas calificaciones hoteleras.

 

Qué servicios puede ofrecer un hotel

Los hoteles no sólo ofrecen los servicios de hospedaje propiamente dichos, sino también otra serie de servicios añadidos que es bueno que conozcamos. Este conocimiento nos puede servir para formarnos un criterio bastante aproximado sobre qué debe tener un buen hotel.

Así, entre aquello que buscan los clientes en un hotel, encontraríamos lo siguiente. En primer lugar, lo más básico y elemental sería:

  • Dormitorio equipado suficientemente, con su armario, sábanas limpias, mesa y sillas, mesa de noche, luz eléctrica, cortinas, armario, aire acondicionado, calefacción, etc.
  • También dentro de los requisitos puramente básicos, un cuarto de baño con una extensión suficiente, y que cuente asimismo con ducha y toallas limpias, lavabo, etc.
  • Por supuesto, e igualmente dentro de los requisitos primordiales de cualquier hotel, un servicio de habitaciones que se encargue de hacer las camas, cambiar sábanas y toallas, y limpiar.

 

Más allá de los requisitos básicos, no obstante, se valoran otros servicios y detalles sobreañadidos que nos harán más agradable la estancia. Esto es lo que verdaderamente nos da la señal de qué debe tener un buen hotel.

 

Qué es lo que de verdad identifica a un buen hotel

Agregados a esos aspectos básicos y de todos conocidos que hemos apuntado de pasada, constituirán el verdadero indicador de calidad de un alojamiento hotelero que se precie de tal. Así, tales detalles y servicios serían:

  • Caja fuerte con combinación para que podamos guardar nuestro dinero y objetos preciosos sin peligro alguno de robo o sustracción.
  • Ascensor. No todos los hoteles cuentan con ello, sobre todo en localidades pequeñas, y resulta de importancia para hacer nuestra estancia más cómoda, y no digamos ya si entre los clientes puede haber personas con discapacidades o problemas que les impidan o dificulten la movilidad.
  • Wifi gratis. Es importante contar con ello puesto que, como visitantes en un lugar que lo normal es que ni conozcamos bien, hayamos de usar Internet para orientarnos, buscar lugares determinados, comunicarnos con otras personas, etc. Es importante insistir en este punto, puesto que tampoco todos los hoteles disponen de Wifi gratis. Así pues, es importante que preguntemos por este punto antes de optar por alojarnos en el establecimiento que vayamos a escoger.
  • Televisión de plasma. Son televisores que ocupan un menor espacio y son de mayor calidad que los de tubo. Un buen hotel que cuente con los dispositivos y servicios suficientemente modernizados, ha de contar con estos aparatos.
  • Cuanto más grandes y cómodas sean las habitaciones, mejor.
  • Máquina de té o café sin coste sobreañadido. Muchas personas acostumbran a levantarse por las mañanas o activarse por las tardes con un buen té o café, y estas máquinas son habituales en los establecimientos hoteleros de calidad.
  • Aislamiento de ruidos. Asimismo, un hotel de calidad deberá contar con un buen aislamiento acústico de las habitaciones para evitarles molestias innecesarias a los huéspedes.

 

Escoger un buen hotel no es tan difícil si sabemos escoger con prudencia, buen juicio y preguntando a tiempo. Así podemos disfrutar mejor de unas buenas vacaciones, y ello no ha de ser forzosamente a precios desorbitados

Volver