adultos
Hotel Arcipreste de Hita en Navacerrada
adultos
haz tu reserva (+34) 918 560 125
comidas cenas de navidad noche vieja 2016

Concepto Only Adults, para los que desean tranquilidad

Hotel Arcipreste de Hita

Hotel Only Adults Navacerrada

La gran aceptación del término no está exenta de polémica. Cada día son más los hoteles que se unen a la oferta del ‘Only Adults’ en un sector que pide más segmentación y especialización. Más de 150 hoteles en España afinan su mercado hacia un público adulto que busca relajarse y pasar unos días “alejado de su rutina”. Y no, no sólo es un mercado “picante”. Cada día el término se abre paso ante los usuarios para perfilarse como el abanderado del “bienestar”.

 

La rutina, el colegio de los niños, los atascos, las broncas del jefe y la limpieza de la casa dan lugar a un fin de semana de ensueño que promete relajación, desconexión y, sobre todo, calidad de vida. No nos engañemos, si queremos que cuiden de nosotros, debemos olvidarnos de cuidar de otros. Con los niños en buenas manos, ha llegado la hora de dejar que nos mimen. 

 

España es uno de los países donde más se ha desarrollado el término debido al increíble aumento de la demanda de hoteles de este tipo tras triunfar en países como Alemania, Reino Unido o Austria.

 

El concepto, importado del Caribe, nació como forma de diferenciación ante una guerra abierta de competencia del sector. Sin embargo, ¿por qué llevarlo todo a los números? El valor añadido y la especialización de los servicios conforman el valor numérico de este tema (porque cuanto más segmentado sea tu público, más especializados podrán ser tus servicios). Sin embargo, existe una lectura más profunda sobre el tema. La de los propios clientes. Quieren establecimientos diferentes para cada momento.

 

Y el resultado es que la demanda se dispara.

 

Cuatro de las cinco primeras cadenas hoteleras españolas ya cuentan con una parte de sus instalaciones solo para adultos. Mientras que hace cinco años Only Adults se asociaba a hotel picante “picadero”, ahora va mucho más allá. La calidad, la delicadeza, la relajación, la paz… términos que se han ido abriendo paso con fuerza ante los que teclean en su buscador “hoteles para adultos” pensando en, simplemente, descansar. En una época como la nuestra, en que la especialización de la oferta hotelera se abre camino a pasos agigantados para garantizar el bienestar de los clientes y usuarios, una de las ofertas más presentes es la del Only Adults.

 

“No se trata de prohibir el paso a los niños, sino de mejorar la calidad de los mayores” dice Ángel Mozo, gerente del Hotel Arcipreste de Hita. Un paisaje embriagador como es el de Navacerrada, con servicios de masaje, de tratamientos de estética, de degustación de una gastronomía envidiable y de circuitos de baños termales pedía a gritos un concepto neutro.

 

El hotel Arcipreste es desconectar. Descansar. Vivir. Dejar de cuidar de otros para que te cuiden. El hotel Arcipreste es poder ser tú mismo.

 

Pero ¿en qué consiste un hotel only adults?

 

Según la Constitución, las Comunidades Autónomas poseen competencia exclusiva en su ámbito territorial para la promoción turística. Esto ha originado algunos conflictos en torno al concepto Only Adults, pues en la Comunidad Autónoma Andaluza se ha prohibido el negar la entrada a menores en recintos hoteleros. Esto originó reclamaciones ante el Estado y ante la Agencia para la Defensa de la Competencia de Andalucía, etc.

 

Estos hoteles se hallan en boga a día de hoy, y se encuentran entre los más buscados en la oferta de alojamientos turísticos y vacacionales. Pero ¿qué es lo que ofrece un hotel only adults, aparte de la posibilidad de desconectar de las obligaciones con los hijos, y del barullo constante que esto supone? Pues ofrece cosas como las siguientes:

  • El silencio. Este bien escaso inunda, por fortuna, los hoteles para adultos, sobre todo en los vestíbulos, las zonas nobles o las piscinas. Es una de las mejores formas para relajarse y liberarse del estrés diario y la cotidiana sobrecarga de tareas y obligaciones, en una sociedad donde la calma no es que abunde precisamente. Tal omnipresencia del silencio en diversos lugares de los hoteles para público adulto resulta, pues, un lujo de lo más atractivo.
  • Las terapias de relajación y los servicios de belleza. Este tipo de hoteles ofrece asimismo una zona de spa para terapias relajantes y embellecedoras, con lo que nos permite salir renovados en todos los sentidos.
  • La gastronomía. Ofrecen, además, una oferta gastronómica de gran exquisitez, cuya degustación podría verse complicada o entorpecida por el hecho de traer a los niños.
  • La animación. También puede ser un buen momento para salir, divertirse y tomarse una copa, cosa que con las diarias obligaciones familiares se hace imposible, y que en este tipo de establecimientos hoteleros es muy habitual.

 

Fuera obligaciones.

¿Por qué no?

Volver