adultos
Hotel Arcipreste de Hita en Navacerrada
adultos
haz tu reserva (+34) 918 560 125
comidas cenas de navidad noche vieja 2016

Diferencias entre una cabaña y un bungalow

Jueves, 14 de Marzo del 2019

diferencia cabaña bungalow

Todavía no existe una noción clara entre la mayoría de la gente sobre lo que diferencia entre una cabaña y un bungalow. Sin embargo, ambos tipos de edificaciones de madera se distinguen por una serie de rasgos y características bien dispares entre sí.

 

La idea mental que tenemos de una cabaña (y la que todavía se nos suministra desde numerosas páginas web) es la de una edificación tosca a base de troncos, como en más que celebérrima novela La cabaña del tío Tom, de Harriet Beecher Stowe. Sin embargo, en la actualidad ello no tiene por qué ser necesariamente así. Hoy, la cabaña se distingue de otras edificaciones de madera por ser una construcción diáfana, sin distribuciones interiores, es decir; sin un espacio dividido en varias estancias.

 

Cómo es una cabaña por dentro: tipos de cabañas

Como ya hemos dicho, las cabañas se caracterizan fundamentalmente por un interior diáfano. Además, las cabañas de hoy día pueden estar construidas de tronco macizo o de entramado ligero.

  • Cabañas de tronco macizo. Son las que se corresponden más con la idea y descripción tradicional de cabaña. Son edificadas por el llamado sistema constructivo rústico de tronco redondo: son construcciones más baratas, aunque también se caracterizan por ser menos aislantes que las de entramado ligero. En las esquinas de la cabaña se colocan rastreles con corte vertical con disco para adaptarse a las contracciones y dilataciones de la madera por la temperatura, o bien varillas regulables con la misma finalidad. Este tipo de construcción de madera es todavía hoy muy socorrida para las casas rústicas y de extrarradio en países de latitudes nórdicas como Noruega y Canadá, donde se considera ideal para entornos rurales y para los extrarradios o afueras urbanas.

  • Cabañas de entramado ligero. Se trata de una construcción de elementos de madera ligera (de pequeña escuadría: es decir: de medidas pequeñas tanto en el ancho como en el largo). Por dentro puede ser forrada, ya sea de madera o de otros materiales. Suelen estar cimentadas con hormigón y se construyen con elementos prefabricados, como tableros de fibra orientada para los muros principales, y marcos de madera prefabricados para las puertas. Para las cubiertas, se emplean cerchas (armaduras o retículas que forman triángulos o pirámides) también prefabricadas, y aserradas, de pequeña escuadría. Y para el tejado (el cerramiento de la cubierta), se pueden emplear los materiales más variopintos, según las preferencias del constructor o del cliente: teja asfáltica, pizarra, cubrimientos de tejuela de madera duradera (como el alerce o el cedro rojo), etc. También para los revestimientos interiores pueden emplearse materiales harto variados. Como puede apreciarse, esta es la forma más moderna y compleja de edificación de cabañas, y la que mayor y mejor aislamiento proporciona, pero también es la de mayor coste.

Cómo es un bungalow por dentro

El bungalow es una casa de madera de una sola planta, que se suele destinar a residencia vacacional. Por dentro está distribuido en varias estancias, a diferencia de la cabaña. Donde más suelen abundar es en campings y en zonas de turismo. Sin embargo, esta definición habitual de bungalow resulta un tanto rudimentaria y simplista.

 

Los bungalows tiene una altura sobrante entre el piso único y el tejado a dos aguas, altura que puede aprovecharse como buhardilla o similar. Este tipo de edificaciones de madera, además, suelen incorporar unos elementos arquitectónicos que las hacen bastante reconocibles a simple vista: así, por ejemplo, los amplios porches, los amplios ventanales, los muros de lamas de madera, etc. El bungalow es originario de Bengala en La India, y fue exportada al mundo por el Imperio Británico, hasta que en los años 20 del pasado siglo se puso de moda en Estados Unidos y Australia.

 

Ventajas e inconvenientes de alojarse en una cabaña o en un bungalow

 

Las ventajas e inconvenientes de vivir en una cabaña o en un bungalow pueden resumirse fácilmente:

En una cabaña:

  • Ventajas: apenas tardan en construirse, son un material estable al fuego que tarda en ser consumido por las llamas (por el contrario de lo que afirma la creencia común), y son sólidas y duraderas. Además, cuando estemos alojados en ellas, el mantenimiento es muy sencillo, y el aislamiento de ruidos exteriores es óptimo.
  • Inconvenientes: son afectadas por las temperaturas (el frío las contrae y el calor las dilata), y algunas cabañas (concretamente las de tronco macizo) son de aislamiento térmico algo peor.

En un bungalow:

  • Ventajas: los bungalows son estables y duraderos, con un buen aislamiento térmico y acústico, y de coste y precio (de construcción, de venta, de alquiler) más bien reducido en comparación con otras edificaciones.
  • Inconvenientes: en realidad, apenas los tiene, pero si vas de camping, se suele ofrecer como la “opción cara” frente a la acampada en tienda: eso ya depende de lo que consideres en función de tu presupuesto.

 

La cabaña y el bungalow son opciones sanas y armónicas para alojarse en un entorno natural y tranquilo, y son preferidas cada vez por más personas.

 

Volver